LOS RETOS DE LA MATERNIDAD EN EL SIGLO XXI

LOS RETOS DE LA MATERNIDAD EN EL SIGLO XXI #10demayo

La figura materna siempre es respetada, honrada y muy especial por la relevancia que tiene dentro de la estructura familiar. Es depositaria de los valores que se inculcan en hombres y mujeres cuya participación activa en la dinámica social establecerá el sentido que la sociedad seguirá. Es el inicio y el final de un círculo que puede ser vicioso o virtuoso, según sea el resultado de sus enseñanzas.

Ser madre es una de los roles con mayor peso social que una mujer debe desempeñar, sin importar el continente, el país, la cultura o la religión, de modo que sus expectativas son altas y a veces puede pesar como un lastre para aquellas mujeres que desean la realización diferente a la tradicional.

Por otras partes, para mujeres con una visión más integral de la vida, quienes han tenido acceso a una educación académica y profesional que les ha abierto puertas para un crecimiento en campos diversos a los que, por tradición, han sido asignados a las mujeres.

Las necesidades sociales se transforman, de modo que las mujeres establecen otra ruta crítica para su vida: aprovechar su juventud para alcanzar sus metas profesionales, para después dedicarse a una familia que puede formar, tras haber viajado, conocido y disfrutado de lugares, actividades y personas en su andar. Quizá por eso la edad en la que la mujer actual decide ejercer su maternidad es más tardía que en décadas anteriores, sin prestar atención a las críticas que tal decisión les merece.

Hoy en día puede concebirse la idea de una madre moderna como aquella mujer que asume el reto de crecer de forma armónica en sus diferentes esferas de vida, sin tener que definir como “sacrificio” criar a sus hijos, ya que es parte de su plenitud, si así lo elige. Pero también lo es conseguir logros en el ejercicio de su profesión, éxito en sus empresas y su crecimiento dentro de su desarrollo humano. De esta forma su desempeño diario constituye un ejemplo para sus hijos, en el cual no caben excusas o victimizaciones. 

En contraparte existen los casos de las adolescentes que se embarazan como parte de la ignorancia sobre temas de educación sexual, de una doble moral, quienes se enfrentan a un mundo que les cierra puertas como castigo por su desordenada forma de vivir, como si su entorno no fuera responsabilidad de sus padres y en general, de los adultos que se encargan de crear un contexto de desarrollo para las nuevas generaciones.

Ser madre adolescente resulta un asunto que merece atención, ya que es necesario que la chicas que dan ese paso apresurado dejen de ser castigadas por la sociedad, para poder encontrar opciones para encontrar vías alternas para continuar con su desarrollo integral.

Hoy en día ser madre es una opción en la vida de las mujeres. Quienes deciden no ejercerla merecen respeto, quienes deciden integrarla a sus esferas de vida, oportunidades para crecer. En todo caso, hoy felicitamos a las madres que trabajan por hacer de sus hij@s mejores seres humanos, crear una mejor sociedad. By graphoscc.com