Denominación de origen de la Ribera del Xúquer

Con una superficie aproximada de 3.800 hanegadas y más de veintidós empresas asociadas, la denominación de origen de la Ribera del Xúquer reconoce la producción de kaki elaborada en esta área geográfica, que esta campaña puede alcanzar los nueve millones de kilos. La mayor parte se destina a la exportación.

Así, en la campaña de 1998 el 67 por ciento de la producción se comercializó —el 67 por ciento fuera de nuestras fronteras— destacando Alemania como principal consumidor.

Los objetivos principales de esta denominación han sido desde un principio garantizar y promocionar la calidad y el origen del Kaki rojo brillante. Asimismo se ha apostado fuerte por la nueva presentación:

Persimon, que cada año va adquiriendo más importancia entre los consumidores. 

ALCACHOFA DE BENECARLÓ
Con una área de cultivo ubicada en los términos municipales de Benicarló, Vinaroz, Peñíscola y Cálig, en la provincia de Castellón, se encuentra la «denominación de origen de la Alcachofa de Benicarló».

La variedad cultivada en esta zona es exclusivamente la «blanca de tudela », con la que se produce un producto de calidad y que presenta un aspecto exterior muy compacto y apiñado.
La alcachofa de la zona presenta, además, unas cualidades propias y un mayor aguante al ennegrecimiento después del corte, factor muy valorado por el comercio y que se refleja en unos precios de mercados superiores.

Junto a la alcachofa, el «arroz de Valencia» es otro de los productos amparados bajo una denominación de origen, aunque su reconocimiento es bastante reciente, en junio de 1997.

Esta D.O. reconoce las variedades de arroz tradicionalmente cultivadas en la zona de La Albufera de Valencia, un paraje de alto valor ecológico. 

Este hecho es decisivo en las labores de cultivo empleadas, ya que el uso de productos fitosanitarios está muy limitado. En este sentido, se puede asegurar que el cultivo de arroz es totalmente respetuoso con la naturaleza.

Entre las variedades reconocidas se encuentran la Senia, la Bahía y la Bomba. Son arroces perlados de grano corto, indicados para la gastronomía mediterránea por sus características durante la cocción. Así, el arroz blanco que se pone a disposición del consumidor bajo el sello de la D.O., pertenece exclusivamente a la categoría Extra, y va identificada por la etiqueta roja. Las industrias
inscritas en esta D.O. poseen la más alta tecnología, al tiempo que un saber hacer tradicional, con lo que el arroz a disposición del consumidor tiene una calidad asegurada.