Crónica de una tarjeta clonada y reportada II

Buenas tardes, querida pandilla:

Yo sé que los dejé en ascuas tantos días, "¿qué habrá pasado con su reporte en el banco que rima con Vanorte?, ¿ya le devolvieron los 4 mil pesos que le robó Alexa, quien clonó su tarjeta para inventarse una cuenta de Uber?, ¿ya habrá acabado su tesis?".

Pues nada, no y no, respectivamente.

El centro de atención telefónica me pidió confirmar que recibieron mi correo con los cargos reclamados y así lo hice. Me dijeron que sí y que volviera a llamar un día más tarde para que me confirmaran que los datos estaban bien... porque claro, necesitan un día para confirmar un correo y otro día para confirmar su contenido. Llamé al siguiente día y me dijeron que me faltó poner "Solicito la investigación de los cargos, debido a que no los reconozco", pues aunque puse "Solicito la investigación de los siguientes importes por no ser reconocidos", el castellano de Vanorte es tan sofisticado que no acepta sinónimos ni parafraseo; ok, entonces me hubieran dicho dos días antes que eso lo debía poner literal, ¿no? Ah oiga, que sí tenemos un formato oficial para hacer la reclamación, qué caray ¿no? Se lo mando por correo. Por cierto, un formato donde no sale la puñetera frase que impidió el proceso de mi primera carta... PFFF... Siguiente día, confirmo que envié el correo ahora sí bien y me dicen que falta que envíe el listado de cargos reclamados... lo cual ya estaba desde hace cuatro días. YA ESTABA, ¡¡¡no me pueden decir eso!!!

Le pedí a la ejecutiva que me atendió que, por favor, me dijera a dónde comunicarme para arreglar todos estos asuntos porque ya había sido too much y, supongo que anticipando una tragedia en la casa de mi mamá, la ejecutiva lo "escaló internamente" para que el documento ya estuviera en poder del departamento que se dedica a la dichosa investigación. Me pidió que llamara más tarde el mismo día, para saber si ya estaba ahí (lo cual no hice porque tengo mucho tiempo para desperdiciar en cualquiera otra cosa) y la tarde siguiente, por fin, me dicen que ya está en investigación. Que el 8 de junio les vuelva a hablar. Y ya.

Un recuento:

  1. Llamada 1: Reporté los cargos no reconocidos, me dijeron que ellos me llaman.
  2. Llamada 2: En dos semanas no me han hablado, resultó que tenía que enviar una carta reclamatoria con ciertos requisitos.
  3. Llamada 3: La carta llegó correctamente a su correo.
  4. Llamada 4: La carta no dice una frase literal que no se me indicó.
  5. Llamada 5: La carta llegó bien, dice la frase necesaria, pero no dice lo que reclamo. Excepto que sí dice. La canalizan directamente.
  6. Llamada 6: Debo llamar el 8 de junio a ver si salió a mi favor o no.

Con todo este embrollo, por no decir reverendo desmadre porque soy un chico decente, es obvio cómo va a salir la investigación.

¿Los bancos, en especial el que rima con Vanorte, piden a sus ejecutivos de cuenta que choreen y mientan a los CLIENTES con la intención de desincentivar que los reportes sean llevados a término? No tengo motivos para suponer que no es así, las empresas (en especial las de semejante tamaño) tienen procesos estandarizados para todas sus áreas y no es posible, por el amor del Santo Niño de Atocha, que cada ejecutivo que me atendió haya hecho un proceso diferente. No es posible que el primero no me dijera que debía enviar una carta, no es posible que el tercero no me haya dicho que se debe escribir literalmente una oración que no me fue dictada como tal, no es posible que su área de investigación tenga ese motivo para no aceptar mi carta, como no es posible que una vez corregida, diga que no dice algo que sí dice.

Estoy convencido que nada de eso fue casualidad. Por pinches 4 mil pesos que ni son de ellos, pues es débito y no crédito, con una tarjeta clonada por sus pobres candados de seguridad, no los míos. Pero mañana me voy a Condusef a asesorarme de qué puedo hacer, porque, además de llevar a buen término este horroroso asunto con mi dinero robado, no quiero tener que ver nunca más con ese apestoso banco. NUNCA.

Y ya me voy a terminar mi tesis, que entrego borrador pasado mañana y me falta medio capítulo (sí cómo no, como uno y medio más bien).