Análisis de las canciones que el Estado español castigó con cárcel

Análisis de las canciones que el Estado español castigó con cárcel Los raperos Pablo Hasel y Valtonyc

La ideología oficial es aquella que emana de la autoridad del Estado. Aporta desde el poder una reserva discursiva a sus ciudadanos para interpretar sucesos que afectan la forma en que se explotan y distribuyen los recursos en la sociedad en cuestión. Así ocurre en una monarquía parlamentaria como la española o en una república representativa como la mexicana. Pero cabe decir que los alcances de esa ideología distan de ser absolutos, están en constante tensión con otras versiones de la realidad que le resisten. Vale la pena analizar lo que cada sociedad hace con los discursos de resistencia en el marco de esa lucha en el terreno de lo simbólico.

El martes 20 de febrero del año en curso, el Tribunal Supremo español confirmó la sentencia que la Audiencia Nacional (AN) había impuesto al rapero mallorquín Josep Miquel Arenas Beltrán, mejor conocido como Valtonyc: tres años y medio en la cárcel por enaltecimiento del terrorismo (dos años), injurias graves a la Corona (un año) y amenazas no condicionales en sus canciones (seis meses).

Su sentencia se sumó a los casos de los doce raperos del colectivo de rap La Insurgencia (entre los cuales destaca Siker, un rapero menor de edad de origen ibicenco), condenados también por la AN a dos años y un día de prisión, apenas en diciembre de 2017. Así como al del rapero catalán Pablo Rivadulla Duró, conocido como Pablo Hasél. Este último es quizá el caso más conocido, pues en 2014 Hasél ya fue condenado por “enaltecimiento del terrorismo” y actualmente podría pasar hasta 12 años preso por calumnias e injurias contra la Corona y otras instituciones del Estado, así como publicar en Twitter proclamas a favor de organizaciones como los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (Grapo), considerados terroristas por la Unión Europea.

La defensa de los raperos se ha centrado en dos argumentos: Hasél criticó que se pretenda condenarlo por relatar en sus canciones hechos que son públicos, pues fueron reportados por diversos medios de comunicación. Por su parte, Valtonyc defendió que el rap es un tipo de música con letras extremas, provocadoras y alegóricas, de la cual no se pueden extraer frases aisladas para acusar a alguien de cometer un delito. Ambos coinciden en que están siendo imputados por su ideología, ya que –acusan– quienes desean la muerte a inmigrantes, comunistas y homosexuales; gozan de manera cabal de la libertad de expresión.  

No profundizaremos en la reivindicación de grupos que han empleado métodos violentos como referentes de lucha, tampoco en el recurso lírico habitual del rap consistente en amenazar en canciones a rivales o personajes públicos. Pero sí en lo que en ambos casos se ha caracterizado como calumnias en injurias a la Corona como motivo de cárcel. Para ello, analizaremos las dos canciones en las cuales se basa la acusación y las diseccionaremos en cuatro categorías formuladas de manera específica para encontrar los elementos en los que pudo basarse la acusación. No se presentan citas textuales, sino una interpretación crítica.

  1. “No al Borbó” -Valtonyc (Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=H9QXVS-gb2o)

Posibles insultos:

-Se sugiere que Sofía de Grecia, esposa del Rey vitalicio Juan Carlos I, está teniendo relaciones sexuales en un yate.

Acusaciones que no se pueden probar:

-Se dice que empleo a su hermano como tiro al blanco, en alusión a la muerte de Alfonso de Borbón, mientras ambos jugaban con una pistola en 1956.

 -Se acusa a Letizia Ortiz, la Reina consorte de España, de mantener relaciones sexuales en un yate mientras ocurrían los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004.

-Se acusa al Rey de no respetar los derechos humanos.

Hechos objetivos:

  • Se mencionan dos escándalos en los que el Rey se ha visto envuelto: la contratación de prostitutas y la caza de elefantes.
  • Se menciona que Juan Carlos I pidió dinero a Arabia Saudí para comprar armas, lo cual ocurrió en 1977.
  • Se recuerda que el Rey estrechó la mano del líder libio Muamar el Gadafi, pero luego celebró su caída a manos de rebeldes respaldados por la OTAN, lo cual ocurrió.

Amenazas:
-
Se amenaza con que se obligará a Iñaki Urdangarin, esposo de la Infanta Cristina de Borbón, a trabajar en un Burger King, así como a la Infanta Elena a pedir disculpas por ser analfabeta.

-Se amenaza con obligar a la familia real a beber el popular vino Lambrusco, en lugar del champán Dom Pérignon que acostumbran.

-Se amenaza con secuestrar a Francesco Schettino, capitán que abandonó en pleno naufragio el crucero Costa Concordia, para que tome el timón del Fortuna, yate del Rey.

-Se amenaza con un día ocupar el Palacio de Marivent, residencia de verano de la Familia Real Española, con un rifle Kaláshnikov al hombro.  

 

 

  1. “Juan Carlos el Bobón” –Pablo Hasél (Disponible en https://www.youtube.com/watch?v=YW8Jt5BpZAc)

Posibles insultos:

-Se dice que medio país le desea la guillotina a la Infanta Cristina.

-Se llama “canalla” y “capo mafioso” al Rey.

-Se menciona que procrear con miembros de la misma familia pasa factura.

Acusaciones que no se pueden probar:

-Se sugiere que el Rey mató a su hermano Alfonso, pues resulta inverosímil la versión de que fue un accidente.

-Se sugiere que el Rey sólo es útil para su distribuidor de drogas y para el dueño del prostíbulo que frecuenta.

-Se sugiere que la familia real manipula la opinión pública gracias al dinero que tiene en el banco.

-Se sugiere que el Rey paga operaciones estéticas a Leticia Ortiz, su nuera.

Hechos objetivos:

-Se recuerda que el Rey maltrata a su esposa, lo cual está documentado.

-Se asegura que el Rey gasta dinero público en prostitutas y festejos, lo cual se probó en su momento.

-Se dice que si se narran las acciones del Rey se puede terminar acusado de injurias a la corona, lo cual ocurrió en este caso.

-Se asegura que el Rey vendió armas a Arabia Saudí que terminaron en manos del grupo terrorista Estado Islámico, lo cual se documentó.

  •  

-Se dice que no habrá Guardia Real que evite que los republicanos juzguen en un tribunal a Felipe VI de España, actual Rey y Jefe de Estado, hijo de Juan Carlos I.

-Se amenaza con que la Revolución tomará el Palacio Real.

 

Se dejarán las conclusiones al lector a partir de tener a su alcance tanto los materiales como el análisis. Sólo habrá que apuntar que el Estado español pondera el derecho al honor de la Corona por encima del derecho a la libre expresión de quienes desde la creación artística condenan la existencia misma de la realeza, así como sus actos y sus costumbres.

Llama la atención el caso en el contexto de la programación habitual en todo el mundo de letras que rayan en lo pornográfico o de las múltiples condenas que desde España se han realizado a la falta de libertad de expresión en países como Venezuela. También es importante señalar que los tribunales eligieron, de entre numerosos raperos españoles con contenido social en sus letras, a dos de los representantes del género menos dispuestos a conciliar sus posturas con la dinámica del régimen, en algo que se asemeja mucho a una advertencia para otros que pudieran seguir ese radical camino creativo.