Día de muertos: coloridas fiestas para celebrar la vida

Día de muertos: coloridas fiestas para celebrar la vida #DíadeMuertos

Las despedidas más dolorosas y más esperanzadoras –para quien cree- son aquellas que se llevan a cabo en los funerales. Vemos a los seres amados concluir su paso por esta tierra, llevándose con ellos nuestras vivencias, los momentos especiales que compartimos y dejando en nosotros todo lo que nos hizo felices y lo que aprendimos de ellos.

Es un adiós que se sabe definitivo, en este plano, pero es un hasta pronto, porque cada uno de nosotros seremos llamados a dejar esta aventura de vivir. Quizá será que cada año, en estas fechas, la nostalgia nos mueve a desear que los amados ausentes nos regalen un breve tiempo de su eternidad y hagan un poco más amena la espera para encontrarnos.

Los colores vivos en las ofrendas, tan llenos de colores y sabores, de texturas y tamaños, de luces y de sombras, son una alegoría de la vida; un buen deseo para aquéllos que no sabemos bien a bien dónde están, pero también es una breve fiesta esperanzadora para nosotros, los que aún vivimos en la tierra de los vivientes.

El anhelo de que las almas se acaricien de nuevo, que el beso cálido de antaño se pueda recrear tan sólo por un momento, hace que tracemos los caminos de pétalos de flores, que los aromas guíen sus pasos hasta nosotros y nos abracen con la intensidad del universo, aunque sea por un instante.


No se trata de vivir añorando, pero la vida se construye de momentos irrepetibles, y sólo por un par de noches abrimos la ventana del corazón, para que, a través de ella, el breve encuentro se lleve a cabo y volvamos a vivir nuestra vida cotidiana, rebosante de alegría, de amor y de esperanza.
#DíadeMuertos #Gcc