"Entrega - Recepción rumbo al 2019"

Deducción.

Juan José Salazar.

 

“Entrega – Recepción rumbo al 2019”

 

“El único presupuesto bueno, es el presupuesto equilibrado”.

Adam Smith. Economista.  

 

Como en todo ejercicio de entrega – recepción, existen 2 partes; la que se va, debido principalmente a una insatisfacción del cliente o tercero y el que llega, que será el nuevo encargado de cualquiera que sea la actividad. En el caso del Gobierno Mexicano, digamos que este proceso se dará por fecha de caducidad y un poco, solo un poco; por insatisfacción del gobernado.

A falta de ciertos temas legales, México ha elegido a un nuevo presidente electo y no hay tiempo que perder en materia de Política Hacendaria. El nuevo Gobierno trabajará en conjunto con el actual para la elaboración del Presupuesto del Ejercicio 2019. Obviamente, no podremos esperar cambios abruptos para el siguiente año, debido a que el nuevo equipo de Hacienda, encabezado por el Dr. Carlos Urzúa, deberá tomar como base los Pre Criterios Generales de Política Económica 2019 que entregó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a la Cámara de Diputados el pasado marzo del presente año.

Es debido a eso que las declaraciones del que sería el nuevo secretario de hacienda coinciden en gran parte, con los Pre Criterios enviados en marzo. Una inflación esperada en 2019 del 4 %, un tipo de cambio de 19 pesos por dólar, crecimiento económico de 2.5 %, escenario conservador.

Los mercados reaccionaron de buena manera ante la elección presidencial mexicana; el dólar, incluso fue a la baja, aunque debido principalmente a otros factores, curiosamente se alinearon los astros en temas externos.

Sin duda alguna, uno de los mayores objetivos y retos del nuevo gobierno tiene que ser el tema del gasto público, considero que México tiene ingresos gubernamentales muy buenos, el problema es la distribución del gasto, es ahí donde se tiene que ser impecable. No se trata de gastar más, sino de gastar mejor.

Se planteó un superávit primario en las finanzas publicas, lo cual sería maravilloso. Entiéndase el termino anterior, en español; como no gastar más de lo que ingresa a las arcas públicas, sin contar el pago de intereses, deuda, amortizaciones, entre otros; es por eso el término primario, de otra forma sería una simple utopía.

Respecto a mi tema favorito, se vislumbra una pequeña reforma fiscal, la llamo reforma porque todo cambio, como tal, se debe nombrar así, aunque seguro estoy que en 2019 no veremos cambios en materia tributaria de gran fondo. En las 461 páginas del Proyecto de Nación 2018 – 2024 elaborado por AMLO y su equipo, se plantea la idea, puntualmente en la página 171, de crear una Zona Económica Libre en toda la frontera norte del país, para “rescatar el potencial de una zona que ha perdido capacidad económica en las últimas décadas” el cual incluye reducir en esa zona el Impuesto Sobre la Renta (ISR) Corporativo a 20 % en lugar del 30 % actual y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a un 12 % en lugar del 16 % actual.

Tendremos un presupuesto hibrido para el ejercicio 2019, el nuevo Gobierno tomará como base el del actual y agregará, redistribuirá o elimará ciertas partidas. Insisto en que, por los menos en 2019, no veremos la gran Reforma Fiscal que tenemos esperando por años, espero me equivoque. Lo que no es negociable es la eficiencia en el Gasto Público, esa es la clave. Repito; no se trata de gastar más, sino de gastar mejor.

 

gueme en twitter: @Juanjosesyp

juanjose@syp.com.mx

www.salazaryperez.com