De Legarreta a Carstens hay un trecho ¿pero qué tan largo?

¿Se vale o no se vale hablar de economía y finanzas desde nuestra experiencia personal?

No es mi intención decir mucho más de lo que ya se dijo en redes.

Muchos se ofendieron al respecto de los comentarios de los conductores Andrea Legarreta y Raúl Araiza sobre su opinión personal "o mención pagada" en la relación peso-dólar.

Lo cierto es que una divisa es uno de los muchos costos de la economía y cada quien lo va a tomar desde la perspectiva que afecte su bolsillo, sus negocios o sus intereses particulares.

Lo que sigue es que hagamos una reflexión sobre qué tanto nos afecta o no, porque de que nos afecta nos afecta y la afección puede ser positiva o negativa dependiendo de nuestro estilo de vida y planeación económica y financiera personal.

Si en el programa "Hoy" se habla con libertad del tipo de cambio aunque nuestra queridísima Andrea Legarreta no sea una especialista ¿Por qué no hablar de ello en casa? ¿Por qué no relfexionar cómo van a cambiar mis vacaciones, mis compras del año, el libro que me iba a comprar en Amazon o el viaje a Disney Land con los nietos?

A veces pensamos que los temas económicos o financieros son para aquellos que saben mucho de eso y cobran por saberlo pero no hay nada más lejano a la realidad. Ciertamente vestimos y comemos economía. En la noche, cuando nos acostamos, dormimos sobre un producto y nos tapamos con un commodity textil, una materia prima transformada en sábana.

Y si vamos al cine... ya sabemos que la ley de la oferta y la demanda impera de manera diferente en Perisur que en Fórum Buenavista.

Entonces tal vez la distancia entre Agustín Carstens y Andrea Legarreta no sea tan larga. Tal vez nosotros deberíamos empezar a opinar y dejar hablar al economista que tenemos dentro porque al final del día la economía es la ciencia que norma la administración de nuestro hogar o patrimonio ya sea que lo pensemos en forma global, en forma doméstica o en forma empresrial... en lo micro y en lo macro el tipo de cambio nos afecta a todos.

Muchas gracias por recordárnoslo Andrea, para la próxima, no cierres tu comentario con una generalización tan rotunda como el "No nos afecta a los mexicanos".

 

Sígueme en twitter @eescobar90