Cursos de Iniciación a la Cata de Vinos

Hay cursos ofrecidos directamente por los organizadores, normalmente producto res de vino, pero cada vez hay más grupos —procedentes, por ejemplo, de colegios profesionales— que buscan a enólogos para sus clases. En todos los casos los cursos reúnen grupos limitados de alumnos: entre 10 y 20.

Se trata de saber desde cómo la uva llega a ser vino, hasta la diferencia entre vinos jóvenes y de crianza, entre blancos, rosados y tintos. También se aprende a identificar su acidez, grado alcohólico y equilibrio, e inclusive, a diferenciar un Penedés de un Priorat.

También tienen cada vez más demanda los conocimientos para armonizar los platos con los vinos de un menú.

Barcelona Taerra Alta, en una iniciativa innovadora en el sector del vino, ha decidido dar el salto a la capital para colocar allí sus caldos, en pleno augede la vecina denominación Priorat. Aun
que se pueden encontrar los vinos Terra Alta en cualquier tienda, colmado o almacenes, la novedad es que Celler Mariol, una de las bodegas más representativas de la denominación, ha inaugurado una tienda en la calle Rosselló de Barcelona. La peculiaridad de este centro, situado en el número 442, es que los vinos que se venden son exclusivamente de la Terra Alta. Josep Ma
ria Sardá, delegado de Celler Mariol, explica que, además de una bodega donde se puede comprar y degustar vino de la comarca acompañado de tapas, se trata de “un centro de promoción para dar a conocer los vinos y otros productos de la Terra Alta en la provincia de Barcelona”.

Actualmente existen en Barcelona alrededor de 300 puntos de venta de vinos de esa zona. En la tienda de la calle Rosselló, que se abrió al público el pasado 18 de noviembre, lo que se ha querido hacer es “centralizar todo lo relacionado con el vino; tenemos bodega, hay salas de degustación, y también están las oficinas”, explica Sardá.