Reseña | SteamWorld Heist: piratas, robots y mucho swag

Los steambots vuelan del viejo oeste al espacio exterior, en un juego que combina estrategia por turnos y mucha acción.

En 2010, un pequeño estudio sueco lanzó una interesante propuesta para el Nintendo DS, llamado SteamWorld Tower Defense (SWTD); el título gozaba de un buen sistema de juego, pero a fin de cuentas no era nada nuevo. Sin embargo, fue en agosto de 2013 cuando Image & Form -el estudio detrás de SWTD- sorprendió a los usuarios de Nintendo 3DS con el lanzamiento de SteamWorld Dig, un concepto diferente a lo que se encontraba en la recién inaugurada eShop, combinando elementos de plataforma, aventura y puzzle, con toques estilo Terraria o Metroidvania. En resumen: un verdadero juego independiente e innovador. 
 
Por tales razones, cuando el estudio anunció su nuevo título SteamWorld Heist, la barra ya estaba colocada demasiado alta y, honestamente, no creí que pudieran repetir el éxito que marcó su antecesor...hoy me alegra decir que estaba equivocado.
 
A simple vista, Heist podría parecernos sólo una versión 2.0 de Dig (el diseño de arte y el diseño de las plataformas nos recordará mucho a lo que ya vimos en el título anterior) sin embargo no podríamos estar más alejados de la realidad. SteamWorld Heist es un título completamente diferente, tanto en mecánicas de juego y diseño de niveles, como en historia y tamaño.
 
There is beauty in space...
A partir de la primera secuencia, nos percatamos de una cosa muy importante: ¡hay una secuencia de introducción! Desde el primer instante notaremos que estamos frente a un juego con mayor calidad de producción y que la historia del mismo jugará un mayor rol.
 
Desde un inicio, SteamWorld Heist nos muestra un diseño de arte increíble, utilizando como base lo que ya vimos en la entrega pasada, pero con mayor refinamiento y detalle (a pesar de las limitaciones técnicas de la consola). El diseño de personajes es minucioso y sus características hacen que sean fáciles de diferenciar un personaje de otro. Los escenarios espaciales lucen bastante bien y la fórmula steampunk sigue funcionando en este juego; aunque, cabe señalar, algunos escenarios se vuelven algo repetitivos. 
 
El viejo oeste de SteamWorld Dig ahora fue reemplazado por el espacio exterior y nos ubicamos mucho tiempo después de los hechos ocurridos en el juego anterior (la Tierra voló en pedazos y los robots se refugiaron en el espacio). Ahora, SteamWorld Heist nos pondrá en los zapatos de la capitana Piper Faraday, una steambot (robot que funciona con vapor) que abandonó el Ejército Real y que ahora viaja por el espacio en busca de galones de agua (el producto más preciado de la galaxia, ya que ésta hace que todo en este mundo funcione) y contrabandea demás productos. Tu misión consiste en reclutar nuevos "piratas" que te ayuden a luchar en contra de varios enemigos que encontrarás a lo largo de tu travesía a bordo de un barco volador.
 
Ahora bien, es cierto que Heist otorga un mayor peso a la historia que sus antecesores, pero tampoco esperen una excelente narrativa o una historia cautivante; ésta es entretenida, pero sólo ayuda a la ambientación del juego y para añadir un muy bien logrado toque cómico, sobre todo con los diálogos (que hay bastantes, por cierto), aunque es una lástima que muchos de estos elementos se pierdan debido a las barreras entre idiomas.
 
Robots y muchísimo "swag" por turnos.
 
Como mencioné al inicio de esta reseña, SteamWorld Heist realiza un cambio drástico, y no sólo en aspectos narrativos, sino en toda su estructura de juego. El título es un SRPG (juego de rol estratégico) en 2D con elementos de acción shooter, pero traquil@, si eres un jugador como yo a quien le desesperan los RPG (no es precisamente mi género favorito) no hay por qué preocuparse, el sistema de juego es rápido y luego de unos cuantos minutos podrás manejar con naturalidad los controles, incluso hay una opción para saltar las animaciones de los personajes cuando se están moviendo, por lo que el ritmo de juego se vuelve muy fluido.
 
El juego se encuentra dividido en varios mundos, los cuales, a la vez, están compuestos por distintos niveles, principales y secundarios (el selector de niveles recuerda parcialmente al de juegos como Super Mario Galaxy). Podemos "navegar" con nuestro barco por niveles, tiendas o lugares de reclutamiento, según nuestras necesidades.
 
El título permite jugar con hasta cuatro personajes (cada nivel tiene un número específico de personajes con el que se debe jugar, dependiendo de su dificultad). Para mover a tu personaje deberás utilizar la cruceta, mientras que el circle pad servirá para mover la cámara 2D. Con L cambias de personaje y con R cambias de arma (hay más de 100 armas desbloqueables) o de habilidad (vidas extra, zapatos especiales, etc); para disparar, basta con presionar A; con B te saltas las animaciones y con Y saltas turnos. Mi única queja acerca de los controles (por lo menos en el juego para el Nintendo 3DS original) es que no se puede hacer un zoom out al mapa para disparar mejor; varias veces me he encontrado en la situación en que quiero atacar a un enemigo y debo disparar "a ciegas" para ver si "le atino". Me encantaría ver cómo funciona el juego en un sistema con pantalla más grande.
 
Corre, dispara y recolecta

Por otro lado, y como parte del sistema de juego, podemos mover a los personajes varios pasos y posteriormente disparar, o desplazarlos más distancia sin derecho a atacar (para esto encontramos muchos puntos de cobertura). Uno de los puntos más importantes es que algunos disparos rebotan en paredes y techos, por lo que la precisión y estrategia es fundamental para eliminar a los enemigos. Ahora bien, en caso de quedar al lado de un enemigo, podemos enfrentarnos a ellos cuerpo a cuerpo (hay personajes con mejores habilidades para esto).

Pero no nos confundamos, el combate -aunque sí es parte fundamental- no es el principal objetivo del juego. El título mismo incluso te lo recalca, tu misión es recoger "swag" (sí, yo también descubrí que swag en realidad significa botín). En cada misión tienes como objetivo recolectar "tesoros", los cuales te ayudarán a salir de ahí y además te darán habilidades, armas y agua para otras misiones. Así que da igual que sigas matando enemigos (en algunos casos, los enemigos parecen ser infinitos), si no recoges el botín, tu nivel y reputación dentro del juego simplemente no subirán como esperabas.

De la misma forma, cada vez que completas un nivel, recibes un número determinado de estrellas. Éstas son muy importantes ya que los aliados piden un cierto nivel de reputación si es que queremos que se unan a nuestra causa. Sin mencionar que también ayudan al momento de desbloquear armas, herramientas y gorros. Y, cuidado, por cada personaje muerto dentro de una misión se te restará una estrella, así que tal vez sea buena idea crear una estrategia balanceada entre tus personajes y no sacrificarlos por el equipo (como lo hice yo cuando comencé a jugar).

Tal y como sucede en la mayoría de los RPG, podemos subir de nivel a nuestro personaje, pero sólo hasta un máximo de 10. Y sí, un nivel 10 puede sonar muy poco para un juego de este tipo, pero considerando que el título está creado para que lleguemos al nivel 10 hasta que estemos cursando los últimos niveles, no afecta realmente la experiencia. Además, un añadido interesante es que cada vez que subimos un nivel nuestro personaje adquiere una habilidad, la cual nos da ventajas en combate.

 

Lo interesante de las batallas y las armas es la gran variedad de éstas y sus distintas características; no todas las armas pueden ser utilizadas por todos los personajes; hay algunas que incluyen mirilla para hacer tiros precisos o incluso hay algunas que no te permiten caminar y disparar en el mismo turno. Todo esto juega un papel fundamental al momento de formar una estrategia. Porque eso sí, SteamWorld Heist es estrategia pura, sobre todo en las dificultades más grandes.

SteamPunk para novatos y expertos

Lo mejor del asunto anterior es que el juego se basa completamente en tu habilidad y no en aprenderte una cierta forma de juego o un recorrido determinado (como ocurre en la mayoría de los juegos). Los niveles son completamente aleatorios, tanto las plataformas como los enemigos dentro de ellos, por lo que es una experiencia nueva cada vez que entras a un nivel, así ya lo hayas pasado 5 veces. El nivel de rejugabilidad es inmenso con SteamWorld Heist.

Otro de los mayores pros del juego es su sistema de dificultades. Prácticamente no hay jugador que se quede fuera de probar SteamWorld Heist por causa de la dificultad, ya que incluye 5 niveles distintos, muy bien balanceados; incluso puedes cambiar la dificultad antes de comenzar cada nivel, por lo que si no puedes pasar un mapa en específico, basta con bajar la dificultad. Pero no te preocupes, si tu ya eres experto en los RPG, las dificultades más altas seguirán mostrando un reto e incluso hay varios objetos ocultos para los coleccionistas. 

Finalmente, la música y diseño sonoro del juego es uno de los grandes logros del juego y donde se ve buena parte del valor de producción del título. La música ya no es repetitiva como en la entrega pasada de la franquicia y el diseño de efectos ayuda mucho a la ambientación del juego y sirve muy bien al estilo steampunk. Cabe señalar que la música estuvo a cargo del grupo Steam Powered Giraffe, quienes compusieron todo el soundtrack del título e hicieron un trabajo excelente combinando las canciones, efectos y la temática del juego.

SteamWorld Heist es un título distinto a lo que su estudio Image&Form nos tenía acostumbrados. Es una propuesta diferente que combina estrategia y acción, junto a una buena historia que nos mantendrá entretenidos, y un diseño de personajes y ambientación que valen la pena experimentar. Es un título perfecto para introducir a los nuevos jugadores al género RPG, mientras que los más experimentados pueden encontrar verdadera dificultad y longitud en las más de 20 horas que ofrece el juego (en dificultades altas). SteamWorld Heist está, sin duda, dentro del Top 3 de juegos para Nintendo 3DS en 2015.
 
9/10