No hay Quinto malo; @EPN y la división opositora

No hay 5º malo; EPN y la división opositora

@AlexiaIncomoda PUBLICADO EN SDP NOTICIAS 04 sep 2017 21:36
 
 
 
 
Aun cuando los mensajes de Peña Nieto tuvieron relevancia, el azar y la casualidad jugaron en otro sentido
Aun cuando los mensajes de Peña Nieto tuvieron relevancia, el azar y la casualidad jugaron en otro sentido
Foto propiedad de: Internet

 

 

El Quinto Informe de gobierno de Enrique Peña Nieto tuvo dos mensajes centrales, más allá del mundo feliz que tanto se ha criticado en distintos medios y por la “memiza” de las redes sociales:

 El primer mensaje y el principal, es el perfil del que Peña Nieto quisiera fuera su sucesor debería estar en la línea de continuidad y consolidación de las reformas económicas que emprendió (fiscal, laboral, educativa, energética y de telecomunicaciones), las cuales no han podido ni palparse ni entenderse ni mucho menos valorarse por la razón de los encargados de Despacho no han hecho su tarea ni sabido difundirlas en la nueva realidad de la comunicación en tiempos del internet.

¿Quién del gabinete o de las filas tricolores enarbolará este plan transexenal de reformas estructurales? De la lista de potenciales candidatos del PRI sólo están Aurelio Nuño (que por supuesto tendría todo para perder) y José Antonio Meade (hasta ahora en el limbo del priismo). Alternativamente podrían ascender José Calzada Rovirosa, Enrique de la Madrid y párenle de contar; porque los demás son perfiles políticos-políticos y no tecnócratas, empezando por Miguel Ángel Osorio Chong.

 “De mantenerse y profundizarse los cambios realizados, México podrá convertirse en un país plenamente desarrollado en menos de dos décadas”, sentenció el presidente. Saquen ustedes deducciones de quién sí y quiénes no.

 Y el segundo mensaje, el perfil de quien quisiera que la ciudadanía no lo elija en el 2018, o sea, Andrés Manuel López Obrador, al que prácticamente descalifica por enarbolar banderas de políticas que ya probaron su fracaso, como se aprecia en estas líneas:  “La disyuntiva es muy clara; seguir construyendo para hacer de México una de las potencias mundiales del Siglo XXI o ceder a un modelo del pasado que ya ha fracasado. El futuro es incierto, pero sabemos a dónde queremos llegar. El pasado es conocido, y por eso sabemos qué queremos o qué debemos evitar”.

Digamos que con lo anterior al grupo gobernante no les preocupa otro actor que AMLO ni hay mayor obsesión que evitar su triunfo, o al menos que cambie dichas banderas por las de la consolidación o reorientación de las reformas que emprendió. Es decir, que sí hay temor a que Andrés Manuel llegue y deshaga lo que los gobiernos neoliberales han construido, pero su opinión podría descansar si hay una reorientación en el discurso y hasta en el ejercicio del poder, como aquí mismo se ha dicho: AMLO más que a Chávez o a Maduro, en más de las veces se parece a Ollanta Humala del Perú. Una campaña presidencial populista radical pero en los hechos una presidencia neoliberal. ¿Nada descabellado? Allá están las reseñas de diarios de Nuevo León y lo expresado por el candidato de Morena en el sentido de que no había visto tan mal la reforma energética, por ejemplo.

Aun cuando los mensajes de Peña Nieto tuvieron relevancia, el azar y la casualidad jugaron en otro sentido. So pretexto del nombramiento de quien será Fiscal General de la República, el PAN enfrenta la peor crisis de su historia desde que Fox quiso imponer a Santiago Creel. Hoy, calderonistas (con Margarita por delante) y anayistas están enfrascados en un debate inútil y desgastante que no augura buen futuro porque, en principio ya perdieron la oportunidad de impulsar a un Fiscal totalmente independiente, y en segunda, porque  podrían llegar al 2018 sin acuerdos y sin candidato. Y no sería la primera vez.

De su lado, las izquierdas representadas por Morena y PRD no terminan de cuajar su proceso de sustitución de bases y liderazgos. Poco a poco los perredistas de la vieja guardia, desde ex comunistas, ex priistas ex trisectos, ex maoístas y bejaranistas dejan la marca PRD por la marca MORENA, tratando de presentarse como “algo distinto”, cuando en el fondo son lo mismo.

Como se le quiera ver, la convocatoria del Frente Amplio Opositor, muy mediática hasta ahora, está siendo saboteada por las divisiones internas. Difícilmente con estas divisiones podría haber acuerdo y candidato competitivo para darle batalla al PRI o Morena. 

Mientras las oposiciones marchan divididas, el PRI que estaba muerto electoralmente y por decreto ciudadano para el 2018, puede revivir, retomar los hilos de la agenda y hasta podría darle un susto a la tan cantada victoria del lopezobradorismo y su cargada sociopolítica.

La moneda está en el aire y no hay quinto malo. Ya lo veremos o constataremos el fracaso rotundo de una presidencia que nunca quiso ser.

 POSDATA

En el municipio de Acapulco, para variar, el alcalde Evodio Velázquez Aguirre no sale de una cuando entra a otra. Además de ser incapaz de responder a la ciudadanía y medios sobre la complicidad de su policía y varios funcionarios con el crimen organizado, ahora enfrenta los cuestionamientos de regidores de los principales partidos, entre ellos Arturo López Sugia de Movimiento Ciudadano, quien le espetó: “¿Hay un problema resuelto? ¿La Seguridad? ¿El agua potable? ¿Las calles están en buen estado?… ¿Realmente se ha marcado una diferencia que sienta el ciudadano en su vida cotidiana?”, sin obtener ninguna respuesta.

Por su parte, la regidora del PRI Vicky Trani Torralva, amablemente le expuso: “Hemos leído con detenimiento el informe, que nos ha hecho llegar el edil porteño y si bien es cierto sería injusto negar que se han hecho obras y acciones en beneficio del Municipio de Acapulco, también sería una gran omisión en no señalar que las cifras no concuerdan con la realidad que vivimos las y los acapulqueños el día a día, el sentir de la sociedad dista mucho de las cifras positivas que ha plasmado en su informe el presidente”. 

Así las cosas para el informe del edil de Acapulco, que para variar se hizo acompañar de dos impresentables: uno de los jefes de los Chuchos, Jesús Zambrano Grijalva, y el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, cuya entidad ese día estaba en alerta por las condiciones climatológicas.

 

alexiabarriossendero@gmail.com