#EscenariosElectorales2018 por @AlexiaIncomoda

Candidatos, partidos y elecciones 2018

ALEXIA BARRIOS G.@alexiabarriosgmar 19 dic 2017 11:58
 
  

 

 

La cuenta @NicolasMaquiavelo hizo el mejor análisis político de la actual coyuntura electoral:

“El candidato de PRI se cree independiente, los ex-presidentes del PAN  apoyan al del PRI, los del PRD apoyan al del PAN y los ex candidatos del PRD ya no están. #Elecciones2018  La política mexicana es una bestia similar a la Hidra de Lerna”.

Tiene razón, sólo faltó poner que “el candidato del populismo de derecha se cree de izquierda” y todo hubiera quedado redondo. Y es que la actual coyuntura política de México ha creado una mescolanza de ideologías que rebasa por mucho a los partidos y candidatos y confunde significativamente a los ciudadanos sobre la geometría política en el terreno del debate, pero no así a la hora de votar.

Porque si bien la hidra mítica puede tener más de nueve cabezas y ser muy venenosa, el proceso electoral de 2018 pinta para que surjan todo tipo de combinaciones entre las opciones del ciudadano al momento del sufragio.

¿Cuáles serían en la Presidencial? ¿Cuál los posibles desenlaces en las nueve elecciones de gobernador?

 

Posibles escenarios en la elección Presidencial de 2018

1º. El más probable: Final de tres, en que AMLO llevaría una ventaja mínima (3-5 puntos) insuficientes para ganar de manera contundente, y a la espera de que José Antonio Meade y Ricardo Anaya pudieran cerrar filas para reconocerse el triunfo entre los dos.  Sin embargo, AMLO tendrá a su favor mantener la agenda mediática y muy viva la estrategia de la rebelión en la granja, que ha venido aplicando desde que fue líder del PRI y del PRD en Tabasco. Esto, es, forzar a sus grupos, personalidades y empresarios de apoyo a que jalen con él en su estrategia de descalificación o de polarización (entre los buenos que jalan con él o con la amenaza de volviéndolos a llamar espurios, traidores y corruptos).

2do. El probable: final de dos, en que AMLO y José Antonio Meade se dividirán las intenciones de voto y el voto útil de los ciudadanos polarizados en sus posiciones entre los que tienen miedo al tabasqueño y los que tienen total confianza. Los panistas y perredistas podrían tener el fiel de la balanza y convertirse en los terceros en discordia para conducir la transición al resultado final que más les convenga y convenza en negociaciones de alto nivel. En este punto, las nueve gubernaturas y las principales alcaldías estarían en las mesas de negociación.

3ro. Poco probable pero no imposible. Elección de dos sin AMLO. La disputa estaría entre Ricardo Anaya y José Antonio Meade Kuribreña, toda vez que el candidato de las izquierdas fracasaría en su estrategia de polarización y las marcadas propuestas fallidas tenderían a cosechar rechazo hasta de sus propios grupos de apoyo. Los compañeros de viaje de Morena se volverían cada vez más incómodos y el paso al tercer lugar en las intenciones de voto estaría en el dominio público de la recta final de la contienda del 2018. Si bien estaría abierta la posibilidad de una rectificación, no se descarte la inmolación política del candidato de MORENA-PT-PES so pretexto de salud o de alguna otra situación que pudiera justificar su salida repentina y que cargue con la tercera derrota.

Y las elecciones estatales…

#JuntosHaremosHistoria del MORENA-PT-PES gracias al efecto AMLO y nada más, tendrían aseguradas CUATRO: las gubernaturas de Tabasco y Veracruz, la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y, si logran convencer a Cuauhtémoc Blanco, también la de Morelos.

#AlfrentePorMéxico del PAN-PRD-MC tendrían TRES. Estarían en condiciones de ganar a favor al PAN las gubernaturas de Guanajuato y Puebla; Movimiento Ciudadano tendría la de Jalisco. Los perredistas serían los únicos que perderían las gubernaturas de Tabasco y Morelos, así como el GCDMX, además de alcaldías de importancia como Acapulco, así como senadurías de mayoría, diputaciones y jefaturas delegacionales en donde dominaban. 

Alianza PRI-PVEM-PANAL hasta ahora sin nombre, tienen asegurada y con dificultades DOS: la gubernatura de Chiapas y de Yucatán, que además serían casi insuficientes para darle un spring a la candidatura de José Antonio Meade. En otras entidades pasaría casi desapercibida la actuación de sus candidatos.

Esto no se acaba hasta que se acaba, dicen los cronistas deportivos, y los escenarios pueden alterarse por errores, aciertos o golpes de alto impacto. Por ahora, los anteriores son los apuntes de lo que estamos viendo como unas elecciones totalmente distintas a las que hemos estado acostumbrados.

 

alexiabarriossendero@gmail.com