¿Para qué quieres a las mujeres?

¿Para qué quieres a las mujeres?

Hoy sí estoy enojado. Y triste.

El viernes pasado me reuní con la tutora que el Programa de Posgrado de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM me asignó para trabajar en la maestría. La intención era revisar el capitulado y distribución de contenido de mi tesis.

La intención también era preguntar su opinión sobre un capítulo que me habría gustado adicionar al proyecto, si bien yo sabía que no tenía relación específica con el tipo de tesis que estoy escribiendo, que es una propuesta para la creación e introducción de una nueva materia en el Plan de Estudios de la licenciatura de Ciencias de Comunicación de la FCPyS. Los comentarios que recibí sobre la propuesta del nuevo capítulo fueron:

"Y, ¿para qué quieres a las mujeres?"

"¿Por qué quieres que solo las mujeres den tu clase?"

"Las mujeres están bien locas, en serio."

"Cuando acabes, si quieres te haces mujer o gay, para que veas qué se siente."

De menos a más visceral, esa fue la reacción a mi atrevimiento al haber propuesto un capítulo que se llamara "Una mirada crítica feminista". PUM. Eso desencadenó esos comentarios de la Dra. _________ (tampoco soy tonto, voy a seguir trabajando con ella). Y no cualquiera doctora, sino una que alguna vez publicó un texto en una compilación de artículos feministas. Por eso no pensé que fuera mala idea llegar con la idea nueva, aunque entiendo que le quedaría medio random al proyecto. Lo que no entiendo es desde dónde salieron esas palabras.

¿Por qué una mirada crítica feminista?

Porque el periodismo económico no está exento de inequidades de género (al contrario, está plagado y en otro post haré hincapié en ellas) por lo que estudiarlo con una mirada crítica (elegí la de la teoría feminista, como quien quiera hacerlo desde la economía política o quien quiera hacerlo desde el marxismo [y a estos últimos nadie les dice nada por anacrónicos]) evitaría la reproducción de esquemas de opresión social. En este caso, una mirada crítica a la práctica de los periodistas, una mirada crítica a sus empleadores y una mirada crítica a los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Me enoja por el reduccionismo implícito en su opinión, pues parece que entendió que mi idea es que las mujeres y nadie más tenga acceso al conocimiento derivado de mi proyecto. Pero como no creo que haya sido así de simplón, me enoja porque pareció que ella no me consideró un sujeto interesado en feminismo porque no soy mujer y, de tal forma, no podía comprender lo que significa. Me enoja porque parece que la única razón de estar estudiando es para obtener un nuevo grado, qué más da si la propuesta se pueda convertir en realidad, tú titúlate y deja de estar chingando, casi-casi.

Me frustra mucho y me desanima haber conocido esa parte de la persona con quien voy a trabajar los próximos dos años, haciendo un proyecto que no importa y que, cito, nunca voy a ver realizado.

______________________

>:'(